Fisicanet ®

Los planetarios. (Artículo)

Contenido: Los planetarios encuentran su lugar en la era de los multimedios. Nada que ver con los viejos planetarios. Una atracción humana elemental.

Nota: ésta sección fue discontinuada, contiene artículos antiguos, permanece sólo por si alguien busca este tipo de información.

PLANETARIOS

Los planetarios encuentran su lugar en la era de los multimedios

Agosto 15, 2000

OAKLAND, EE.UU. - Aunque algunas veces se los tilde de aburridos, los planetarios demuestran que un cielo estrellado puede competir con los video juegos y las costosas producciones cinematográficas.

El Centro Chabot de Ciencia y el Espacio, que será inaugurado el sábado en Oakland, es el más reciente en incorporar un proyector de última tecnología capaz de reproducir el cielo nocturno de manera realista. Tanto en Nueva York como en Chicago ya se han instalado sistemas avanzados.

Mediante esto nuevos proyectores, los guías no sólo pueden señalar el planeta Júpiter sino también mostrarnos cómo se ve el cielo desde ese planeta. Modificando unas pocas opciones en la computadora, se puede obtener una representación del cielo para cualquier fecha o lugar del universo.

"La gente que viene aquí se queda sin aliento porque la vista es increíble", dice Mike Reynolds, director ejecutivo del centro Chabot.

Nada que ver con los viejos planetarios

Los planetarios antiguos producen la imagen de las estrellas proyectando luz a través de unos pequeños agujeros practicados sobre una esfera que rodea al proyector. Estas máquinas, que tienen el aspecto de hormigas gigantes, están limitadas en cuanto a la cantidad y el realismo de las estrellas que pueden mostrar.

El proyector Zeiss de Chabot, construido por la misma empresa de óptica que creó el primer proyector avanzado en 1923, utiliza 83 lámparas, 122 proyectores y dos computadoras para mostrar 9.100 estrellas. Cada una de ellas es generada a partir de un tubo de fibra óptica dentro del proyector.

"Zeiss ha logrado que el cielo nocturno se vea realmente como el cielo nocturno", dice Reynolds. "Anteriormente, para lograr una estrella más brillante debía hacerse un agujero más grande, por lo que las estrellas terminaban pareciendo pelotas de golf. Las estrellas son puntos, no pelotas de golf".

En el transcurso de los próximos años, la proyección digital láser llenará los domos de fotografías e imágenes de alta definición, dice Derrick Pitts, astrónomo y director del Fels Planetarium de Filadelfia.

"Se podrían proyectar imágenes en vivo provenientes de una estación espacial o utilizar grabaciones en cinta con la mayor definición", dice. "El sistema está contenido en un domo, así que es como zambullirse en el espacio. El planetario se convierte en una especie de teatro de presentación visual inigualable".

Una atracción humana elemental

Pero la tecnología no es capaz de salvar a los planetarios por sí misma, sin un guión adecuado y entretenido, dice E.C. Krupp, director del Observatorio Griffith. Este complejo ubicado en Los Angeles planea hacer renovaciones por 58 millones de dólares en los próximos años.

La concurrencia al Observatorio Griffith se mantiene constante, en algo menos de 2 millones de personas por año. Krupp dice que hay una atracción humana elemental hacia las estrellas y que seguirá siendo así.

"Esto no es la Guerra de las Galaxias. No es el maravilloso impacto de una gran película proyectada en una imponente sala. Esas son experiencias mucho más viscerales", dice. "Lo cierto es que ya no es tan fácil poder observar el cielo nocturno".

"Existe muchísima gente que aún entiende que mirar al cielo nocturno es una experiencia renovadora. Hace viajar el espíritu además de la mente", dice. "En un planetario como éste, aun con nuestro proyector de 1964, la gente sigue aplaudiendo espontáneamente cuando aparecen las estrellas".

Si has utilizado el contenido de esta página, por favor, no olvides citar la fuente "Fisicanet ®".

Por favor, "copia y pega" el enlace completo a ésta página.

 

¡Gracias!

Copyright © 2000-2018 Fisicanet ® Todos los derechos reservados