Fisicanet ®

Biografía de Kandel, Eric BI558

Contenido: Nobel de Medicina y Fisiología: vida y obra de Kandel, Eric. Su historia y sus hechos destacados.

Kandel, Eric

(1929 -).

Neurobiólogo austríaco nacido en Viena, Austria. Sus trabajos sobre los mecanismos de la sinapsis y su relación con los procesos de aprendizaje y memoria le valieron el Premio Nobel de Medicina y Fisiología del año 2000.

Eric Kandel es Director del Centro de Neurobiología y Comportamiento de la Universidad de Columbia de Nueva York, donde ejerce como Profesor de Fisiología y Psiquiatría, y también es investigador del Instituto Médico Howard Hughes.

Estudió en el Harvard College y se licenció y doctoró en Medicina por la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York; su formación posdoctoral la llevó a cabo en el Laboratorio de Neurofisiología del Instituto Nacional de la Salud, en el Centro de Salud Mental de Massachusetts y en la Escuela Médica de Harvard, pero obtuvo una beca posdoctoral para trabajar en el Instituto Morey de París. Es miembro de la Universidad de Columbia y de la Academia Nacional de Ciencias.

En su laboratorio se estudian los mecanismos moleculares que tienen lugar en los procesos de alteraciones sinápticas a largo plazo, y para ello ha investigado el sistema nervioso tanto de mamíferos como de invertebrados. Ha publicado varios artículos científicos en la revista Nature (1989 y 1990), así como en Science (1992) y en Scientific American, con títulos como "From Mind to Molecules" (1999). También es autor de varios libros, entre ellos Principles of Neural Science (2000); Behavioral biology of Aplysia: a contribution to the comparative study of opisthobranch molluscs; Cellular basis of behavior: an introduction to behavioral neurobiology; y Principles of Neural Science.

Ha sido galardonado con premios y condecoraciones como el Wolf, el Lasker, el Gairdner, el Harvey y con la Medalla Nacional de Ciencia. En el año 2000 compartió el Premio Nobel de Medicina y Fisiología con el farmacólogo sueco Arvid Carlsson y el estadounidense Paul Greengard, por sus descubrimientos sobre la transmisión de señales entre las células del sistema nervioso, que tienen lugar a través de la sinapsis.

La sinapsis ha protagonizado el campo de la neurociencia en el siglo XX, y al premiarse esta investigación es mención obligada el científico Santiago Ramón y Cajal, que hace casi 100 años fue también galardonado con el Premio Nobel por demostrar que las neuronas eran células individuales que establecían contactos funcionales pero no citoplasmáticos, concretamente en esas zonas que hoy se denominan sinapsis.

Kandel ha combinado el estudio del comportamiento con la electrofisiología y la biología molecular para determinar lo que sucede en las sinapsis, cómo pueden modificarse y su implicación en cambios del aprendizaje y la memoria. Para ello ha utilizado como modelo de investigación el primitivo sistema nervioso de un molusco marino conocido como liebre de mar (Aplysia), el cual presenta relativamente pocas células nerviosas, unas 20.000, pero de gran tamaño. El objetivo era averiguar qué hace cada célula nerviosa y cómo la acción de cada una de ellas influye en las que tiene a su alrededor; así, Kandel determinó que cada vez que una red neuronal se activa, las sinapsis implicadas sufren cambios moleculares que facilitan o dificultan el paso de información posterior por las mismas. Además, ha identificado mensajeros que viajan desde el lugar de la sinapsis hasta el núcleo de una neurona y allí modifican la expresión de genes que, a su vez, modifican la sinapsis. Estos resultados también son avalados por investigaciones en otros animales.

La relevancia de estos descubrimientos es mayor por considerarse que el cerebro humano tiene más de un billón de células nerviosas conectadas entre sí por una compleja red de infinitos procesos nerviosos, y que los mecanismos que ha descubierto Kandel son aplicables también al ser humano. Puede decirse que la memoria humana está localizada en las sinapsis, y que los cambios en la estructura y función sináptica en lugares concretos del cerebro son esenciales para la formación de la memoria. Kandel ha permitido distinguir formas de memoria corta (de minutos) y larga (de días).

Estos descubrimientos pueden ayudar a determinar las condiciones en las cuales una perturbación en la trasmisión de señales puede provocar enfermedades neurológicas o psíquicas. Los estudios con ratones le han permitido a Kandel reproducir los modelos de funcionamiento de algunas enfermedades degenerativas del cerebro, en particular el retraso mental y el síndrome de Down; y es que, por ejemplo en esta última enfermedad, aunque hay alteraciones somáticas, los niños nacen con el cerebro normal y la degeneración tiene lugar durante el primer año de vida; por lo tanto, cuando se conozca el mecanismo a través del cual se produce el daño cerebral se podrá intervenir en los genes responsables y eliminar los trastornos cognitivos.

Eric R. Kandel

Eric R. Kandel

Bibliografía:

Si has utilizado el contenido de esta página, por favor, no olvides citar la fuente "Fisicanet ®".

Por favor, "copia y pega" el enlace completo a ésta página.

 

¡Gracias!

Copyright © 2000-2018 Fisicanet ® Todos los derechos reservados